Los esmeros del maestro ronero Tito Cordero

0
1646

Rosanna Di Turi (@Rosannadituri)

El maestro ronero Tito Cordero ha descubierto que su historia ha trascendido fronteras. El artífice de las mezclas de Ron Diplomático se ha conseguido con admiración en los lugares más distantes del planeta. “En un viaje a Australia, una bartender me dijo que haría un trago en mi honor bautizado ‘Siguiendo el amor”. En algún lugar leyó que llegué a trabajar en el ron en Lara para estar con quien es mi esposa”.

En efecto, este ingeniero químico, que comenzó en la industria petrolera, estrenó un nuevo destino en 1988 cuando comenzó en Destilerías Unidas apostada en La Miel. Allí pasó por el área de destilación. Luego por los esmeros del envejecimiento. Tras aceitar su veteranía en varias escalas, aceptó el reto de ser el maestro ronero de esta casa: en su olfato y sapiencia aguardan las recetas de los rones de la marca incluidos los más encumbrados, Single Vintage y Ambassador.

A estas alturas, Cordero puede preciarse de haber sido reconocido como el mejor maestro ronero del mundo en tres ocasiones: En 2011 y 2013 en el Rumfest de Londres. También en el 2013 en el Congreso Internacional del ron en Madrid. En el pasado Congreso de Internacional de Destilados celebrado en mayo en Barquisimeto, él junto a otros maestros roneros recibieron un merecido homenaje en una cena en su honor.

Llegar al rango de maestro ronero es una responsabilidad que se alcanza tras varias décadas de veteranía. En el país son solo 10 los que ostentan ese título. A ellos no solo les toca velar por la calidad y recetas de sus rones. También presentarlos en el planeta. Tito Cordero, con su verbo comedido, tiene historias de sobra de esos viajes. “La gente se acerca espontáneamente para comentar nuestros rones . Cuando presentamos Ambassador en Praga en el 2011 se vendieron todas las botellas que teníamos para seis meses”.

De ese ron, el más encumbrado de la casa, solo se hacen 3000 botellas que van al extranjero. Los rones de la mezcla añejan 12 años en barricas de roble y luego dos años más en barricas de Pedro Ximénez. “Es un ron bien complejo en armonía y sabores. Tiene notas a frutos secos, vainilla y ahumados”.

Los rones de esta casa están ahora en 55 países. “Ha sido un trabajo de hormiga propuesto por José Ballesteros, presidente de Dusa. Comenzamos poco a poco, llevando los rones a cada sitio. La filosofía es la cercanía con los compradores y eso amerita esfuerzo. Lo hemos sembrado de a poquito”,

Ese camino que ha dado frutos, amerita que este maestro tenga una activa agenda extra fronteras. Luego del Congreso de Destilados en Barquisimeto participaría en el evento Tales of the Cocktail en Nueva Orleans. Y para el último semestre del año, presentaciones en Alemania, Italia e Inglaterra. Desde esa experiencia, puede dar fe del camino que ha hecho el ron de Venezuela. “Con la calidad de los premium se ha enaltecido la categoría. Ese es un logro para el país. El ron se va a convertir en un producto emblemático”.

Si le preguntan cuál de sus rones es su predilecto, le cuesta decidir, pero Reserva Exclusiva tiene un sitial especial para este maestro.  ¿Cómo prefiere tomarlos? “Con frecuencia”, bromea: “Dependiendo de la ocasión. En las rocas o en un cóctel Old Fashion”. Su predilecto.

 

Compartir
Artículo anteriorLa receta de los buns por @Pan_comido
Artículo siguienteGenoise de crema y fresas frescas
Rosanna Di Turi

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Gerente Editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here