La década de Recoveco, el sueño de Héctor Padula en Galipán

0
348

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri

En un huerto con vista al mar y a la montaña, crecen cebollines y ajíes, café, batatas, maíz y trigo en una feliz armonía y con cuidados orgánicos. Allí las cuidan Daniel Escalona y sus primos, llegados desde El Tocuyo en Lara para seguir con la estirpe agrícola de la familia en este espacio del restaurante Recoveco en Galipán del Ávila.

Hace 10 años, Héctor Padula, médico anestesiólogo de profesión, cocinero autodidacta por dedicación y pasión, consiguió en Galipán el lugar para concretar su anhelo: un restaurante donde ofrece una cocina con su sello, ingredientes cercanos y gusto mayormente venezolano. Allí propone un menú de degustación –de hasta 10 tiempos- en platos que cuentan historias y donde aprovecha la frescura de lo que siembran en su huerto.

En un escenario privilegiado, propone una experiencia donde se precia de cuidar los detalles.¨Creo que la gastronomía no es solo sabores. Si te presento mi mejor plato en un estacionamiento con humo y ruido, ese plato no te va a saber igual que el que presentamos acá. Aquí tiene un lugar hermoso, donde queremos que cada plato sepa a lo que te decimos que es. Es una cocina de autor inspirada en lo natural¨.

En su huerto, Padula ha ido sembrando anhelos: este año tuvo la cosecha de su propio trigo que convertirán en harina. Tiene casi 30.000 plantas de café Bourbon con el que buscarán una Denominación de origen para los granos de Galipán. Allí siembran el maíz que les sirve para su Pastel identidad, un plato que recuerda a la hallaca y creado en honor al editor Miro Popic. También cosechan las zanahorias de su emblemática crema que acompaña con chocolate y huevas de trucha.¨Aquí la tierra es maravillosa. Tenemos 80 por ciento de autosustentabilidad en productos de huerto. Es una ventaja comerse una crema de zanahorias que han sido cultivadas hace unas horas¨ comparte.

Crema de zanahorias en Recoveco. Fotografía Javier Volcán. www,gastronomiaenvenezuela.com.ve

Gracias a esos esmeros, Padula mereció el premio Tenedor de Oro 2015 al mejor chef, otorgado por la Academia Venezolana de Gastronomía. Y mientras lleva las riendas de este lugar, se prepara para estrenar dos nuevos proyectos gastronómicos el año entrante en Caracas.

 

 

 

*Recoveco funciona de miércoles a domingo. Está en la hacienda Paso de Lunas en Galipán. Amerita reservación y ellos se encargan de organizar el transporte. Se hace a través de su e-mail información@recoveco.com.ve.  En Instagram están como @enrecoveco

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here