Los Tenedores de Oro 2018 de la Academia Venezolana de Gastronomía

0
289

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri

Fotografía: @Bistroscopio 

Cada año, en el mes de noviembre, la Academia Venezolana de Gastronomía anuncia los ganadores de los Tenedores de oro, un referente que reconoce la calidad de quienes se esmeran en la gastronomía en el país.

Este 2018, el Gran Tenedor de Oro  lo mereció Destilería Carúpano, apostada en el Valle de Macarapana en Paria en la centenaria hacienda Altamira. Allí, cuatro generaciones de la familia Morrison han apostado por rones que son elaborados por la maestra ronera Carmen de Bastidas. Con este destilado han logrado un importante recorrido hacia propuestas de alta gama como Legendario, Carúpano XO y más recientemente su Zafra 1991. Un recorrido hacia propuestas cada vez más premium que empezaron en 1993 con su ron Solera Centenaria.

El premio Tenedor de oro al chef más destacado lo obtuvo este año Carlos Hernández Coll de Maracaibo. Hernández tiene un reto nada menor: lleva las riendas de 14 restaurantes repartidos en dos hoteles de Maracaibo, el Intercontinental y el Crown Plaza Maruma. Lo asume con la disposición que es su sello y luego de llevar las riendas, durante cuatros años, de las cocinas del hotel Kristoff.

A esos retos llegó con el orgullo por los sabores del Zulia, que cocinó bien y durante seis años en el Grupo Occidental Gastronómico (GOG), en el que estaba junto a Wilmer Arias y Luis Coco Maggiolo. “Antes, a la gente le daba pena la cocina regional porque se asociaba solo a fritangas y comida de la calle. Ahora se ve con orgullo”.

Ese fue el propósito del grupo, que asumieron sus miembros con probado entusiasmo. Después de tal experiencia resulta coherente que al llegar a las cocinas de estos hoteles se encargara de poner el sello autóctono. “Parte de lo que hacemos es tener siempre presente algo de la región. En los desayunos preparamos mandocas, pastelitos, empanadas y ofrecemos quesos zulianos, como el palmita. Y los fines de semana hacemos mojito en coco, asado negro o macarronada”.

El premio Armando Scannone lo mereció este año el chef Federico Federico Tischler, quien desde Baltimore en Estados Unidos y con su sello propio se suma a la avanzada de las arepas en el mundo con su White Envelope Arepabar.

El libro Venezuela on the rocks! el más reciente del editor y periodista Miro Popic mereció el reconocimiento a la mejor publicación gastronómica. Allí, Popic descubre el anecdotario de las bebidas alcohólicas en el país desde tiempos precolombinos hasta la actualidad en un gustoso y bien documentado periplo.

Las cuatro menciones este año las merecieron el Instituto Culinario de Caracas (ICC) a cargo del chef Héctor Romero, Alimentos KQT en Mérida, Emerson Freitez de la Academia pastelera del mismo nombre apostada en Lara y Ercole D´ Addazzio del Restaurante Ercole en Puerto Ordaz.

Todos estos reconocimientos se hacen en base a las postulaciones recibidas por la Academia, que son evaluadas por un jurado elegido para cada ocasión. Aquí compartimos los detalles de cada premio.

Gran Tenedor de Oro 2018

Destilería Carúpano CA

Jurado: Luis Troconis, Jorge Redmond, Gustavo Velásquez, Ocarina Castillo, Rosanna Di Turi

Tenedor de Oro al Chef del Año 2018

Carlos Hernández Coll

Jurado: Luis Troconis, Rafael Ernesto López, Miro Popic, Ileana Matos, Manuel de Paula

Tenedor de Oro a la Publicación Gastronómica 2018

Venezuela on the rocks! – Miro Popic

Jurado: Luis Troconis, Ivanova Decán Gambús, Héctor Padula, Alberto Veloz, Rubén Rojas

 Premio Armando Scannone 2018

Federico Tischler (White Envelope Arepabar, Baltimore)

Jurado: Luis Troconis, Armando Scannone, Helena Ibarra, Henrique Vera, John Zubillaga

Menciones Tenedor de Oro 2018

Jurado: Consejo Directivo Academia Venezolana de Gastronomía

  1. Alimentos KQT
  2. Ercole D’Addazio
  3. Emerson Freitez
  4. Instituto Culinario de Caracas (ICC)

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here